top of page
  • Foto del escritorAdmin

Resumen quinto día de la WTA Final Cancún


DCASA EVENTOS La australiana Storm Hunter y la belga Elise Mertens consiguieron su pase a las semifinales de las GNP Seguros WTA Finals Cancún en la modalidad de dobles. Las campeonas del

WTA 1000 de Guadalajara y finalistas de Wimbledon se impusieron en su último partido de round robin en el grupo Maya Ka’an a la estadounidense Desirae Krawczyk y la neerlandesa Demi Schuurs con parciales de 6-2 y 6-3, para sumar su tercera victoria, mientras que sus rivales se ponen con récord de 1-1.

Cabe recordar que Mertens fue campeona fue campeona de dobles en Fort Worth, pero fue con Veronika Kudermetova como compañera, por lo que busca alcanzar la final.

En el duelo previo del grupo, Nicole Melichar-Martinez y Ellen Perez derrotaron a la pareja japonesa integrada por Shuko Aoyama y Ena Shibahara con parciales de 4-6, 6-2 y 10-6 para ponerse con marca de 1-1, mientras que las japonesas están 1-2. Si este viernes, en su último duelo de round robin Melichar-Martinez y Perez se apuntan una victoria sobre Demi Schuurs y Desirae Krawczyk, entonces asegurarían el segundo boleto para las semifinales, pero en caso de que pierdan, las que avanzarán serán Aoyama y Shibahara.



En la jornada cinco de las GNP Seguros WTA Finals Cancún se vivió una temprana suspensión en el primer partido, cuando apenas se habían disputado dos juegos y con Aoyama-Shibahara adelanta en el marcador 2-0. Para la reanudación sus rivales recuperaron la desventaja enseguida, pero con otro

quiebre las niponas aseguraron el set. Melichar-Martinez y Perez comenzaron a jugar mejor en el segundo parcial, en el que permitieron a sus rivales ganar sólo dos games, y en el match tie break fueron más certeras, lo que las llevó a la victoria. Más tarde, Hunter y Mertens confirmaron su condición de segundas favoritas sobre Krawczyk y Schuurs (5), para dar el paso a las semifinales.



Martina Navratilova y Chris Evert son dos de las extenistas más ganadoras de la historia. Como jugadoras fueron grandes rivales y sus carreras tuvieron similitudes, como el hecho de

que ambas ocuparon la posición de honor del ranking de la WTA y ganaron 18 títulos de Grand Slam cada una. Hoy en el retiro, y como embajadoras del certamen que cierra la temporada, Chris y Martina asistieron a las GNP Seguros WTA Finals Cancún y recordaron la importancia que este certamen tiene en el calendario. “Las WTA Finals son un torneo muy importante para las mujeres, porque no ocupan un papel secundario. Creo que este torneo es la culminación de todo el año y es mejor jugar lo mejor posible. No puedes permitirte tener ningún bajón, porque no vas a tener ningún partido fácil. Tengo buenos recuerdos del torneo,

cuando jugábamos la gira Virginia Slims, teníamos las Finals y realmente significaban mucho para nosotros. Y muy a menudo este torneo puede ser un punto decisivo por quién es el número uno del mundo”, comento Chris. “Sí, creo que para nosotros muchos años fue el tercer torneo más importante del año.



Eran Wimbledon, el US Open y las WTA Finals, porque yo ni siquiera iba a París [Roland Garros] o Melbourne [Abierto de Australia], así que para mí,

el objetivo era Wimbledon, el Abierto de Estados Unidos, las WTA Finals y el número uno, esos eran los cuatro objetivos”. Ambas se consideran agradecidas porque siguen siendo parte del tenis y que hoy pueden decir que además del deporte, compartieron otra trinchera, al luchar al mismo tiempo contra el cáncer. En junio de este año, Martina reveló que por segunda ocasión, estaba libre del cáncer de mama y garganta que le habían diagnosticado en enero. Evert recibió el diagnóstico de cáncer de ovario en enero del año pasado, y hoy,

puede celebrar que superó la enfermedad. “Definitivamente recibimos más de lo que damos. Las dos estamos muy agradecidas de seguir aquí. Acabo de celebrar mi cumpleaños 67 [octubre 18] Y esta vez estaba feliz, antes era pensar ‘no puedo creer que soy tan viejo y

ahora estoy feliz de ser tan viejo’., así que todo se trata de perspectiva”,



comentó Navratilova. Evert la secundó diciendo “es interesante, porque siempre estábamos en las trincheras cuando jugábamos partidos, pero luego estuvimos en las trincheras

cuando tuvimos cáncer juntas. Son muchas cosas similares... vivimos en los mismos lugares y estamos pasando por los mismos problemas de salud, nuestros historiales son muy, muy cercanos en tenis, cada una ganó 18 Grand Slams, sin duda tenemos mucho en común”, dijo Evert.











Durante la quinta jornada de las GNP Seguros WTA Finals Cancún, dos de las máximas leyendas del tenis femenil, como lo fueron las estadounidenses, Martina Navratilova y Chris Evert, ex números uno del mundo, se reunieron con la prensa especializada para

rememorar los años que ambas eran las dominadoras del circuito. En 15 años dentro del tour profesional femenil, Navratilova y Evert, forjaron una de las más feroces rivalidades que han existido en el tenis y en deporte en general. Eran los polos opuestos, Chris Evert, dominó los primeros años de la clasificación mundial, era la niña bonita del circuito, muy popular entre los caballeros. Martina, nacida en Checoslovaquia, era la jugadora rebelde, la tenista poderosa

físicamente, y que se naturalizó estadounidense. Era la combinación perfecta para crear un clásico en el deporte blanco. A decir de ambas, este tipo de rivalidades, como la que ellas tuvieron, benefician mucho al deporte, y en particular al tenis. “Se necesitan las rivalidades para hacer el deporte mucho mejor. Se necesita calidad en los jugadores. Y, por supuesto, opinar quién va a ganar. Pero también se necesita el conflicto de uno contra otro. Que las personas se sientan emocionadas por un jugador en particular. Y se sientan apasionadas por decir, va a ganar este o va a ganar ese; lo mejor de las rivalidades, es lo mejor para el deporte”, dijo Martina que ganó 167 títulos y ahora cuenta con 67 años de edad.


A lo largo de la historia del tenis, se han dado grandes enfrentamientos entre las tenistas. Además de ellas, los de Steffi Graf y Mónica Seles, Serena Williams con María Sharapova, y actualmente comienza a nacer Iga Swiatek y Coco Gauff. “Creo que se está desarrollando ahora. Tenemos un montón de jugadoras de edad similar que se han aparecido al mismo tiempo, con Rybakina, Iga Swiatek, Coco y por supuesto, Sabalenka. Eso es lo fundamental. Y luego están Pegula, Sakkari, todas estas mujeres que están atrás, las ves jugando más a menudo, y esto luego se pueden volver en rivalidades”, agregó Navratilova. Martina y Chris se vieron las caras en 80 ocasiones, de las cuales 60 fueron finales para definir algún título. El balance favoreció a Navratilova con un total de 43 victorias por 37 derrotas, entre las temporadas 1973 y 1988. De las 60 finales que se enfrentaron, la jugadora de origen checo se impuso 36 veces contra 24 de Evert. Se encontraron en 14 partidos por títulos de Grand Slam

con Martina vencedora en 10 ocasiones (10-4), y en 3 por el Campeonato de la WTA (ahora WTA Finals), con balance en favor de Navratilova (2-1). En las estadísticas comparativas, ambas ex -jugadoras conquistaron el mismo número de títulos de Grand Slam en su carrera, con 18 cada una.



En los Campeonatos de la WTA, la vencedora de la primera edición celebrada en Boca Ratón, Florida en 1972, fue Chris Evert, que ganaría el título en cuatro ocasiones. En tanto, Martina, es la máxima campeona de la historia en este certamen con ocho títulos individuales, y 13 en la categoría dobles.“Para que la rivalidad sea realmente increíble, no puedes saber quién va a ganar. Serena Williams y Sharapova no tuvieron mucha rivalidad, solo jugaron bastante, fueron número uno y dos durante mucho tiempo. Pero esto que sucedió, entre Martina y yo, nunca va a suceder de nuevo. Así que estoy muy orgullosa de ser una mitad de eso, porque no sabíamos qué tan especial era lo que estaba sucediendo. Martina tenía su propio grupo de fans y yo tenía los míos, incluso los fans estaban juntos en el público muchas veces”, señaló por su parte, Chris Evert, de 68 años y que se coronó en 157 torneos profesionales. “Creo que el momento en el que nos convertimos en buenas amigas, fue cuando nos dimos cuenta de que algo era más grande que nosotras individualmente. El hecho que hace una mejor rivalidad, es cuando tienes contrastes. Realmente, no podría haber sido más diferente que Martina y yo, nuestras personalidades y nuestro estilo de juego. Ella era emocional, y yo no era tan emocional en el escenario. Sólo su rostro y de dónde venía, de un país comunista, y yo venía de América, fue un contraste. La gente abrió los ojos, trajimos más público a la

televisión y a las páginas deportivas. Creo que esa época fue genial. Soy un gran fan de las rivalidades. Miren a los tres hombres que tuvimos, Djokovic, Nadal y Federer, fue increíble lo que estaba pasando”, recordó emocionada Chris Evert, dueña también de muchos récords, entre ellos, la primera tenista en ganar 1,000 partidos de singles. Martina Navratilova y Chris Evert, se encuentran en Quinta



La estadounidense Jessica Pegula, sigue en plan grande, y este jueves cerró en forma invicta (3-0) la primera fase de las GNP Seguros WTA Finals Cancún, al vencer en su tercer partido a

la griega, María Sakkari, quien por el contrario se despidió del torneo sin ganar un solo partido (0-3). En duelo de trámite, pues ya ninguna modificaría su status en el certamen, Pegula se impuso en dos sets por parciales de 6-3 y 6-2, en lo que fue la repetición de la

gran final del WTA Guadalajara 2022, donde también se impuso la norteamericana.

En el primer set se presentaron un total de seis rompimientos entre ambas jugadoras, donde Sakkari perdió su saque en cuatro oportunidades. Para la segunda manga, la jugadora helénica fue quebrada tres veces más, incluido el último game para entregar el juego. Cabe recordar, que Sakkari, quien se ubica en el peldaño 9 de la WTA, ingresó al certamen como jugadora alternante, debido a la baja por lesión de la checa, Karolina Muchova, quien ocupa el octavo sitio.



En total, a lo largo del partido, Pegula aprovechó siete oportunidades de

rompimiento que se le presentaron, y ganó el 100 por ciento de los puntos en los que pudo meter su primer saque. Por su parte, Sakkari tuvo un mal día con su servicio, pues además de los siete rompimientos sufridos, cometió ocho dobles faltas; sumado a esto, la griega contabilizó un total de 35 errores no forzados, más del doble que la estadounidense que tuvo 16. De esta forma, Jessica Pegula, está en semifinales como líder del grupo Bacalar, y sigue sin conocer la derrota en tierras mexicanas a nivel individual, tras coronarse en el WTA 1000 de Guadalajara 2022, más los tres triunfos que suma hasta ahora en las GNP Seguros WTA Finals Cancún. En semifinales, Pegula, número cinco del mundo, jugará el sábado con quien

termine en el segundo lugar del grupo Chetumal.


8 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page