top of page
  • Foto del escritorAdmin

Resumen del primer día del WTA Final Cancún


DCASA EVENTOS Shuko Aoyama y Ena Shibahara comenzaron con éxito su participación en las GNP Seguros WTA Finals Cancún. En el primer partido del certamen, la dupla japonesa, tercera en

la siembra, se impuso a la pareja integrada por la neerlandesa Demi Schuurs y la estadounidense Desirae Krawczyk (5) por 7-5 y 6-2, para colocarse con récord de 1-0 en el grupo Maya Ka’an.

Aoyama y Shibahara son las únicas japonesas que como dupla han clasificado a las Finals más de una vez. También accedieron a la edición de 2021, en Guadalajara, convirtiéndose en las primeras jugadoras del país asiático que participaban en este torneo en dobles, desde que Ai Sugiyama lo hiciera en 2008.

Este fue el tercer encuentro entre estas duplas, y ahora las japonesas están

con un 2-1 a favor, luego de imponerse en la final del torneo de Montreal.

Krawczyk y Schuurs ganaron en el torneo de Adelaida.


Schuurs y Krawczyk fueron semifinalistas en la pasada edición de este certamen, en Fort Worth 2022; esta es su segunda clasificación al certamen de las ocho mejores juntas, aunque la neerlandesa suma cinco en total con otras compañeras, mientras que Krawczyk clasificó en la edición de 2021 en Guadalajara, al lado de Alexa Guarachi.

Shibahara fue la encargada de inaugurar las acciones. La ganadora de 10 títulos como doblista sostuvo en el primer juego, igual que lo hizp Krawczyk enseguida y Aoyama después.

Schuurs fue la primera que sufrió el quiebre de su servicio. Hasta ese momento las asíaticas se mostraban más sólidas en el partido, con Aoyama intentando acortar los puntos en la red.

En el noveno game Shibahara vino al saque para intentar amarrar el parcial, pero Schuurs y Krawczyk recuperaron el rompimiento y la estadounidense niveló el encuentro, al sostener su servicio.

Schuurs sacó para forzar un tie break, pero sufrió un segundo rompimiento en el juego y las japonesas se quedaron con el set. En el segundo parcial la pareja neerlandesa-estadounidense no mantuvo el ritmo y sus rivales se anotaron el triunfo, por 6-2. Aoyama-Shibahara ganaron 23 de 34 puntos que jugaron con su primer saque y 12 de 27 cuando pusieron en juego el segundo. Además, ganaron el 70 por ciento de las devoluciones cuando sus rivales jugaron con el segundo saque.

Completan el grupo Maya Ka’an las parejas integradas por Storm Hunter y

Elise Mertens (2) y Nicole Melichar-Martinez con Ellen Perez (8).

DCASA EVENTOS La estadounidense, Jessica Pegula, logró su primera victoria en un torneo Finals, tras derrotar en dos sets a Elena Rybakina de Kazajistán, para colocarse al frente del Grupo Bacalar con

marca de 1-0 en las GNP Seguros WTA Finals Cancún.

En el primer duelo de la fase round robin celebrado en el estadio Paradisus, la norteamericana salió con la victoria en una hora con 23 minutos, con parciales de 7-5 y 6-2, mostrando mejor adaptación a las condiciones de cancha.



Después de un inicio parejo, Rybakina, cuarta sembrada, logró romper el servicio de Pegula en el octavo juego del primer set. Sin embargo, Pegula (#5) se recuperó inmediatamente en el siguiente al quebrar el saque de su rival. Con el marcador 5- 5, Jessica volvió a romper y cerró el parcial en 46 minutos.

El segundo set comenzó de la peor manera para Rybakina que perdió su servicio.

Pegula aprovechó el descontrol de la kazaja, para romper otra vez en los juegos 5 y 7, con lo que aseguró su primera victoria del torneo en la fase de grupos, además que mantiene su paso perfecto en tierras mexicanas, donde nunca ha perdido, pues ganó el WTA 1000 de Guadalajara 2021.



La estadounidense tuvo un alto porcentaje de puntos ganados con su primer saque con el 80 por ciento, y un brillante juego defensivo que opacó los intentos agresivos de su rival. Rybakina sumó cinco aces y un par de dobles faltas, pero en total perdió su saque en cinco ocasiones, lo que le costó la derrota en su debut en unas WTA Finals.

El año pasado en las Finals de Forth Worth, Pegula perdió sus tres partidos de round robin, tanto en singles como en dobles, por lo esta victoria representa para ella la primera en este tipo de eventos.

Además, la estadounidense mejoró la marca en sus enfrentamientos directos contra Rybakina a 3-1, y se desquitó de la derrota sufrida esta temporada en el WTA de Miami.



“Tras ir perdiendo el primer set, fui capaz de recuperarme y encontrar mi momento. Creo que empecé a servir mucho mejor después de eso y fui capaz de leer su servicio y empecé a encontrar mi ritmo en la cancha. Creo que solo aproveché la oportunidad que tuve y competi muy bien”, mencionó Pegula, quien dijo estar contenta de que el partido no se extendiera, pues también jugará dobles en esta primera jornada. Por su parte, Rybakina, aceptó que no pudo aprovechar la ventaja en el primer set y eso fue crucial en el desarrollo del partido.


“Tuve oportunidad de ganar el primer set, fueron condiciones difíciles, traté de dar lo mejor, pero esto es lo que pasa cuando no sirves bien y la rival tiene buenas devoluciones. En realidad hoy no hubo tanto viento como todos los días que estuve practicando, creo que la calidad del partido no fue la mejor, pero traté de esforzarme lo más que pude. Jesica es una buena jugadora, es difícil jugar contra ella, siempre trato de ser agresiva y servir bien, pero fue un partido difícil, aún tengo mucho por mejorar” aseguró la jugadora kazaja.


La número uno del mundo hizo su presentación en las GNP Seguros WTA Finals Cancún de forma arrolladora.



Aryna Sabalenka enfrentó en su primer compromiso a una consentida de la afición mexicana, la griega Maria Sakkari. Fue el segundo duelo del grupo Bacalar y Sabalenka se impuso con un contundente 6-0 y 6-1. Además de colocarse 1-0 en el grupo Bacalar, la bielorrusa cobró revancha, ya que en las dos ediciones pasadas de la WTA Finals también se enfrentaron y Sakkari fue la ganadora las dos veces.

La imagen de la reciente campeona del WTA 1000 de Guadalajara bañada en lágrimas durante el partido fue más elocuente que cualquier palabra. Porque debutar en el torneo ganando sólo un juego fue muy duro para Maria, quien se presentó en el estadio principal como la jugadora con más partidos ganados en torneos en México (12), más que las otras siete competidoras juntas (11); sin embargo, dicha estadística no fue de ayuda.



“No tengo mucho qué decir, fue obvio que no estuve a gusto, no pude hacer mi juego, espero que sea mejor para el martes. Estaba relajada, pero no sentí mi juego... veremos qué puedo mejorar y espero tener un mejor resultado”, dijo Sakkari.

Aryna y Maria son dos viejas conocidas. Este fue el décimo encuentro entre ambas y la bielorrusa llegaba con un favorable récord de 6-3. Los dos más recientes duelos fueron esta temporada, cuando se enfrentaron en dos certámenes WTA 1000: Madrid e Indian Wells y en ambos Aryna salió con el puño en alto.

En el primer parcial Sabalenka logró tres quiebres. La única ocasión en que tuvo dificultades para sostener su saque fue en el tercer game, en que salvó cuatro break points. Pero a partir de ahí el dominio de la bielorrusa fue definitivo.


Para la segunda manga, y ya con un quiebre abajo, Maria tuvo oportunidad para recuperarse del rompimiento en el tercer juego. Pero Sabalenka se recuperó y fue entonces cuando las emociones dominaron a Sakkari, quien no pudo contener las lágrimas, al ver que nada le salía en la cancha.

En el sexto juego la griega al fin ganó un juego, después de salvar tres match points.

Sabalenka cerró el partido sin problemas y dio el primer paso para intentar convertirse en la primera jugadora que accede a la final del torneo en ediciones consecutivas desde que Serena Williams lo hizo (2013, 2014).

En cambio, Sakkari, quien el mes pasado conquistó el título del WTA 1000 de Guadalajara, tendrá que recuperarse pronto de este golpe y aprovechar las bondades de competir en el formato de round robin, en el que comenzar con una derrota no es sentencia de eliminación.

Dabrowski y Routliffe sorprendieron a Gauff y Peg


En el partido que cerró la jornada inaugural de las GNP Seguros WTA Finals Cancún, se registró la primera gran sorpresa en el torneo de dobles, con la victoria en dos sets por 7-6

(2) y 6-3, de la dupla formada por la canadiense Gabriela Dabrowski y Erin Routliffe de Nueva Zelanda, sobre la pareja número uno del mundo, Coco Gauff y Jessica Pegula, en la actividad del Grupo Mahahual.



La dupla estadounidense dominó el inicio del partido y con un rompimiento en el quinto juego sobre la neozelandesa, llegaron a colocarse con ventaja de 4-1, pero no lograron mantener el ritmo y vino la gran reacción de sus rivales. Con el marcador 5-3 y su saque, Coco no pudo cerrar el set, por lo que la primera manga se definió en el tie break.

En el desempate, Pegula en una ocasión y Gauff en dos oportunidades, perdieron

su servicio y el primer episodio.

En el segundo set y con la motivación en todo lo alto, Routliffe y Dabrowski se mostraron muy sólidas en la red y con una gran compenetración, para volver a romper el servicio de Pegula en el cuarto game y colocarse 3-1. Dos juegos más adelante, se apoderaron también del saque de Gauff para el 5-1, ventaja que resultó inalcanzable para las jugadoras de Estados Unidos, que siguen sin poder ganar un solo partido en torneos WTA Finals, donde tienen marca de 0-4, con tres derrotas el año pasado en Texas y ahora una más, en Cancún.


Cabe recordar que este año, el equipo de Dabrowski y Routliffe, número siete de la clasificación anual, se formó recientemente en el mes de agosto, y es una de las

grandes revelaciones en esta especialidad. En ocho torneos disputados, lograron

coronarse en el US Open y en Zhengzhou, así como una final en el WTA 1000 de

Guadalajara hace un mes.

Para Routliffe que selló la brillante victoria de su equipo con un espectacular tiro

de pase, este fue su debut en unas Finals, mientras que Dabrowski está en su

quinta participación.


7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page